El punto y coma (;) – Signos de puntuación II

¿Creías que la coma me había derrotado? 

Pues te equivocabas, aquí vuelvo para seguir ayudándote a descomplicar los usos de los signos de puntuación. 

¡COMENZAMOS!

No temas, estamos ante un signo mucho más fácil que la coma. Pero, para ello, debes conocer primero bien a la coma. ¿Aún no la conoces? Pues clica aquí.

El punto y coma (;), al igual que la coma (,), se escribe unido al elemento anterior. Es decir, pegado a la palabra que va antes y si es un signo como una raya (—), un paréntesis, un corchete, etc. pues la tienes que poner pegadita ahí. Pero, atención, la palabra que va después de este signo SIEMPRE comienza en minúscula, salvo que sea un nombre propio. 

Este signo forma parte de los delimitadores principales que tiene como función separar unidades textuales u oraciones básicas.  Sin embargo, al igual que la coma, la delimitación que hace el punto y coma afecta a unidades inferiores al enunciado. 

Siempre se dice que el punto y coma ejerce una pausa intermedia entre la coma (,) y el punto (.). No obstante esto no es del todo cierto. Es muy complicado llevarnos por las pausas, ya que su interpretación es algo bastante subjetivo. Así que olvídate de ello.

El punto y coma separa oraciones independientes, como el punto, pero que tienen relación entre sí dentro del enunciado. Menudo lío, ¿no?

Este es el mayor problema que presenta el uso de punto y coma, pero vamos a hacerlo fácil para que lo uses siempre bien a partir de ahora. 

Aunque creas que el punto y coma es un signo prescindible, en realidad, es muy valioso e importante. 

¿Cómo lo uso?

1.- Para separar los elementos de una enumeración compleja que incluye comas: como jerarquizador de información porque ayuda a aclarar las relaciones de los elementos que constituyen el texto. Nos sirve para reproducir enumeraciones complejas, facilitándonos percibir las relaciones sintácticas  de forma que los elementos coordinados quedan a la vista fácilmente para el lector. 

Para la búsqueda cada grupo irá por un lugar: el primero, donde están los familiares, por el área más cercana; el segundo, creado por voluntarios, por las afueras de la ciudad; el tercero, donde se unen policía y guardia civil, peinará toda la ciudad en patrullas y el cuarto, el equipo de aire, buscarán por todos lados sobrevolando la cuidad. 

2.- Como separador de dos frases diferentes con estrecha relación semántica. En la mayoría de estas ocasiones podríamos usar también un punto y seguido, depende directamente del estilo del autor.

Todos a la playa; hace un calor asfixiante.

3.- Delante de conectores adversativos, concesivos o consecutivos (pero, mas, aunque, no obstante, por tanto, por ende, etc.). Se usa antes de estos elementos cuando las oraciones que preceden tienen una longitud determinada.

Estuve trabajando la idea durante muchos años;
por ello, todo el mundo quedó contento con los resultados obtenidos. 

Si, en cambio, es una oración corta; podemos usar una coma (Llegará tarde, pero va a llegar) y si es demasiado larga, mejor si usamos el punto y seguido (Hemos pasado unos meses muy duros debido a la problemática de la pandemia y todas las consecuencias acarreadas. No obstante, parece que la tendencia de la economía del país va al alza y que la recuperación será pronta). 

4.-Para separar elementos en una lista o relación cuando se escriben en líneas independientes:

Necesito comprar en el supermercado:

— dos barras de pan;
— aceite de oliva;
— papel higiénico;
— verduras para la ensalada y 
— detergente. 

ATENCIÓN: escribimos los elementos tras el punto y coma SIEMPRE con minúscula. Al ser una enumeración, funciona como tal y exige que se termine en punto y que el último elemento separador sea una y

¡Esto sería todo! Fácil, ¿verdad? 

Espero que te sea útil y empieces a ponerlo allá donde tenga que ir sin dudar nunca más. Aunque, si te surgen dudas, siempre puedes volver aquí o preguntarme para que te ayude con ello. 

¡Te leo en comentarios!

Y recuerda, #VamosaEscribirBien

BIBLIOGRAFÍA

«Diccionario panhispánico de dudas». 2005. Diccionario panhispánico de dudas. Disponible en:  <https://www.rae.es/dpd>

Gómez Torrego, L., 2011. Hablar y escribir correctamente. Gramática normativa del español actual. Tomo I. 4th ed. Madrid: Arco/ Libros.

Fátima Villegas

🖋️Escribo prosa poética y novela juvenil ❤️⁣⁣ 🧐Soy correctora y 💻traductora⁣⁣ 🎙️Soy creadora del Podcast El Salón de las Letras🎙️⁣⁣ ⁣⁣🎬Comento series y 🎤hago entrevistas a otros autores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.