me quema.

Me quema cada noche que no puedo acariciar tu piel. 

Me quema no poder sentir tu aliento, tu tacto de seda. 

Me enferma tener que jugar con mi mente 

y engañar a mis sentidos 

acariciando algo que se asemeje a tu tacto
cuando no hay nada que se asemeje. 


Nada puede ser mínimamente parecido a la paz 
que transmite yacer junto a ti y tus latidos.  

Me erosiona la vida y el sueño no tenerte a mi lado, 

pero no te preocupes.

Ya llegará el día en que 
todo esto deje de doler.

Fátima Villegas

🖋️Escribo prosa poética y novela juvenil ❤️⁣⁣ 🧐Soy correctora y 💻traductora⁣⁣ 🎙️Soy creadora del Podcast El Salón de las Letras🎙️⁣⁣ ⁣⁣🎬Comento series y 🎤hago entrevistas a otros autores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.